LA ORDEN EN LA ARGENTINA

- I -

La Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén está diseminada por todo el mundo, contando con alrededor de 22.000 cruzados en ella. Sus 54 Lugartenencias residen en Europa, América, Asia y Oceanía. En Hispano América existen en Méjico, Colombia, Ecuador, Brasil y Argentina, y próximamente, se instalará otra en Perú.

Sus fines son, conforme a los Estatutos que la rigen, “robustecer en sus miembros la práctica de la vida cristiana, observando como base los principios de la caridad”; “sostener y ayudar las obras e instituciones de la Iglesia Católica en Tierra Santa”; “velar por la conservación y la propagación de la fe en aquellas tierras”. Virtualmente el Patriarcado Latino depende financieramente de sus aportes, destinados a mantener y acrecentar iglesias, escuelas, hospitales, seminarios y residencias.

-.II -

Desde antiguo en el Rio de la Plata se mantuvo la vinculación espiritual con aquellas regiones, siendo frecuentes las mandas testamentarias para legar bienes destinados a la conservación de los lugares sagrados.

Era corriente durante la Colonia efectuar legados testamentarios con destino a las obras de la Iglesia en Tierra Santa, y un ingreso fiscal era la denominada Bula de la Santa Cruzada, a fin de allegar fondos para la redención de cautivos en poder de los musulmanes y para colaborar en la defensa de la fe católica.

La lógica fascinación que el nombre de Jerusalén y del Santo Sepulcro despertaban, movieron a que efectuara un viaje a mediados del siglo XIX, fray Mamerto Esquiú, quien rechazara ser Arzobispo de Buenos Aires -pero que luego - por mandato papal - debió convertirse en Obispo de Córdoba. Este venerable sacerdote franciscano instó a su regreso a la Patria a acrecentar los donativos con destino a Tierra Santa para preservar los lugares sagrados. En 1878 escribió una larga carta al Comisario de limosnas para Tierra Santa en Buenos Aires, de la cual se transcriben los siguientes párrafos: “Dejo dicho, Muy Reverendo Padre, que desde que vi a Jerusalén la sentí como la cosa mas bella y desolada, al mismo tiempo, que hay sobre la tierra. Entre las mil causas de tal apreciación, una fue precisamente la dura y tremenda necesidad que ella tiene de dinero, y de mucho dinero” Señalaba que era una actitud “absolutamente buena el que el pueblo cristiano este reducido a dar algunas pesetas por todo su deber con Tierra Santa”, aunque este hecho “es necesario y tan preciso, como que es lo único que hoy se puede hacer a favor de Tierra Santa”. “Yo no querría que los nuevos cruzados se envalentonasen de un servicio hecho a la Iglesia con la conservación de ese sagrado deposito, reputándose con ello mas animosos que los sucesores de Godofredo de Bouillon”. “Esa limosna dada a aquella santa y desolada Tierra es el ultimo aliento de vida católica que se ve en ella”.


- III -

Diez años después, en 1888, siendo Presidente de la Nación el Dr. Juárez Celman, se estableció en la República Argentina el Capítulo de la Orden cuyo primer Bailio (hoy Lugarteniente) fue el conde Timoteo Pasini Frassoti, quien en la década siguiente publicó en Roma un libro titulado Dall origine, prerrogative e consuetudini del Sacro Militare Ordine Gerosiilitano del Santo Sepolcro. En el Museo Histórico de San Nicolás se exhibe el diploma de Caballero de la Orden otorgado en 1889 al coronel Lucio Somoza, quien se destacara durante la guerra del Paraguay.

Los primitivos documentos, que conciernen a la integración y actividades de la Orden del Santo Sepulcro en Buenos Aires - hasta el año 1950 - se conservan en el Patriarcado Latino de Jerusalén.

Posteriormente, bajo la conducción del nuevo Bailío, Arquitecto Carlos Morra, marqués de Monterochetta (1854-1926), la Orden alcanzó gran difusión y esplendor. Un circular internacional emitida en 1905 permite conocer la nómina de distinguidas Damas que se incorporaron ese año: con el grado de Gran Cruz.”.

Lamentablemente la pérdida del archivo de la Lugartenencia de Argentina impide saber la tarea realizada y su composición. Sin embargo, una fotografía obtenida con motivo del gran Congreso Eucarístico Internacional (1934) –que contó como Legado Pontificio al entonces Cardenal Eugenio Pacelli, luego Papa Pío XII-, muestra el desfile de los Caballeros de la Orden durante su celebración, vestidos con el uniforme de gala que se usaba entonces y que hoy ha dejado de ser obligatorio.

Tras un vacío documental, una información -conservada en el palacio Della Rovere - sede central de la Orden en Roma - indica que, siendo Lugarteniente el marqués pontificio Dr. Pedro Luis Piccaluga, ,había en el Capítulo de Argentina en 1960, dos Caballeros Gran Cruz, cinco Comendadores y un Caballero, una Dama Gran Cruz y ocho Damas..

En el mismo año recibieron su investidura seis Comendadores y nueve Caballeros y tres Damas de Encomienda y cuatro Damas, haciendo un total con los anteriores de 23 Caballeros y 16 Damas.

Sin embargo, la falta de continuidad de los trabajos en la Lugartenencia hizo que el Gran Magisterio de la Orden dispusiera desactivarla, lo que ocurrió a principios de 1982.

- IV -

Ese mismo año, tras un viaje a Jerusalén y a Roma y, contando con el aval de los entonces Gran Maestre Cardenal de Furstenberg y Gobernador General príncipe Piero E. Massimo Lancelloti, el doctor Isidoro J. Ruiz Moreno comenzó sus gestiones para restaurarla. El trámite se demoró hasta la designación como Primado de la República Argentina del Arzobispo de Buenos Aires Cardenal Antonio Quarracino, la comprensión de éste acerca de los fines asistenciales de la Orden hacia Tierra Santa hizo culminar exitosamente el empeño; y con fecha 5 de noviembre de 1994 el entonces Gran Maestre del Santo Sepulcro, Cardenal Giuseppe Caprio, nombró motu propio al doctor Ruiz Moreno como Caballero para que reconstituyera la Lugartenencia de Argentina y estuviera al frente de ella. como Lugarteniente. Al mismo tiempo el Cardenal Caprio designó Gran Prior de la misma a monseñor Héctor Aguer, a la sazon Obispo auxiliar de Buenos Aires y titular de Lambdia, con la jerarquía de Gran Oficial ( hoy monseñor Aguer es Arzobispo de La Plata).

Recibidas varias solicitudes de ingreso, y tras su aprobación por el Gran Magisterio en Roma y la pertinente visa de la Secretaría de Estado del Vaticano, en los diplomas expedidos por el Cardenal Gran Maestre, el 10 de mayo de 1997 tuvo lugar la primera ceremonia de investidura de nuevos Caballeros, en esta segunda etapa, función que se celebra desde entonces en la iglesia románica de San Martín de Tours, Patrono dela ciudad de Buenos Aires. Se impuso la espada, recibieron su venera y se cubrieron con el manto ostentando la Cruz de Jerusalén, de manos del Gran Prior-, los primeros dieciocho Caballeros, comenzando por el Lugarteniente Dr. Ruiz Moreno

A partir de entonces comenzó la actividad de la Orden del Santo Sepulcro para cumplir su misión especifica de asistencia a Tierra Santa y perfeccionamiento de sus Caballeros en la doctrina cristiana. En cuanto a su actividad pública, el Arzobispo Cardenal Quarracino convocó a los miembros de la Lugartenencia a participar en sitio preferencial en las funciones del Viernes Santo cumplidas en la Catedral metropolitana, como también en la celebración de la fiesta del Corpus Christi en la plaza de Mayo, a las cuales concurrieron revestidos de sus mantos. Correspondiendo a la intervención positiva de Su Eminencia para rehabilitar la Orden del Santo Sepulcro en la República, el Lugarteniente en Argentina obtuvo del Gran Maestre que se concediera al cardenal Quarracino la Gran Cruz de la Orden, que le fue impuesta durante una ceremonia realizada en el palacio arzobispal.

El nuevo Gran Maestre, Cardenal Carlo Furno, aprobó la composición del Consejo de la Lugartenencia, el cual quedó así integrado: Lugarteniente: Dr. D. Isidoro J. Ruiz Moreno; Gran Prior: monseñor Dr. Héctor Aguer; Regente: Dr D. Alberto Rodríguez Varela; Secretario: Dr D. Alberto David Leiva; Tesorero: D. Eduardo A. Santamarina, Canciller: D. Juan Isidro Quesada y Maestro de Ceremonias: Dr. D. José H. Ledesma. A fines del año el Gran Maestre concedió al Lugarteniente Ruiz Moreno el grado de Comendador del Santo Sepulcro.

En 1998 a la ceremonia de cruzamiento de Caballeros, concurrieron además, revestidas con sus mantos y tocadas con mantilla, Damas que habían sido investidas en la época anterior, quedando así incorporadas. Al año siguiente fueron ordenados mas Caballeros y en el 2000 se produjo nuevamente el cruzamiento de Caballeros.

Durante 2001y 2002 fueron investidos numerosos Caballeros y en cada oportunidad una Dama. Por último, en el 2003, el Gran Magisterio aprobó el ingreso de siete Caballeros y una Dama. Durante este periodo el Gran Maestre ascendió al Lugarteniente Ruiz Moreno al grado de Gran Oficial ( Comendador con placa ).
A esta enumeración deben añadirse Caballeros y Damas que fueron investidos en otras Lugartenencias, pero que luego, a su regreso al país, se incorporaron a la de Argentina: .

Con el transcurrir del tiempo la Lugartenencia ha tenido que lamentar la pérdida de tres de sus Caballeros que hoy descansan en la paz del Señor. Én consecuencia, la Lugartenencia de Argentina está integrada actualmente por mas de cincuenta miembros.

Para la incorporación de nuevos Caballeros y Damas se ha tenido especialmente en cuenta que los candidatos lleven una vida ejemplar, se caractericen por la práctica asidua de la fe cristiana y por su voluntad de compromiso con las obras de la Orden en Tierra Santa y que tengan espíritu ecuménico.

A las ceremonias de cruzamiento de nuevos miembros del Santo Sepulcro que, como se ha señalado, se celebran en la iglesia de San Martín de Tours, concurren delegaciones de la Soberana Orden Hospitalaria de Malta, de la Orden Constantiniana de San Jorge (Casa de Borbón-Dos Sicilias), y de la Orden de los Santos Mauricio y Lazaro (Casa de Saboya).

La Lugartenencia de Argentina de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro cumple con su deber de contribuir monetariamente a sostener las obras de la Iglesia Católica en Tierra Santa (Palestina, Estado de Israel y Reino de Jordania), para que no desaparezca la Religión en donde nació, mediante iglesias, escuelas, hospitales, seminarios

Para la formación permanente de sus miembros se realizan conferencias para la difusión de temas vinculados a la historia y la espiritualidad de la Orden, su actividad en apoyo de la Tierra Santa, así como al pensamiento y acción de la Iglesia. Mensualmente sus miembros concurren a disertaciones espirituales donde se analizan las encíclicas y otros documentos pontificios, y la doctrina católica. También cada mes participan de un retiro breve. Por último los Caballeros del Santo Sepulcro se reúnen mensualmente para estrechar sus vínculos, precediendo a estos actos de hermandad los breves de temas que cada uno aborda de acuerdo a su especialidad.

Anualmente se realizan peregrinaciones a la Basílica y Santuario de Luján, oficiando el sacramento de la Santa Misa el Gran Prior de la Lugartenencia, S.E.R. Monseñor Dr. Hector Aguer. Igualmente el Capítulo participa de ceremonias en la Catedral de la Plata que preside Mons. Aguer en su carácter de Arzobispo de la diócesis.

Con motivo de la renovación periódica de los cargos directivos, a partir de 2004 ocupan sus funciones de Miembros del Consejo de la Lugartenencia de Argentina– permaneciendo como Lugarteniente el Dr. D. Isidoro J. Ruiz Moreno, y Gran Prior monseñor Dr. Héctor Aguer - los siguientes Caballeros: Consejero: Dr. D. Rodolfo L. Lanús de la Serna, Secretario: Dr. D. Horacio Sánchez de Loria Parodi, Tesorero: Lic. D. Juan Francisco Ramos Mejía, Canciller: Lic. D. Marcos M. de Estrada y Maestro de Ceremonias: Dr. D. Gonzalo Pereira de Olazábal.

* Extraido de la publicación redactada por Isidoro Ruiz Moreno “La Orden del Santo Sepulcro”

Doing all kinds of outdoor sports when it is very important to choose a pair of comfortable sports shoes, Nike's have lebron xii is well suited to power forward basketball fans, to protect the bounce and feet can choose kobe 9. of course, Jordan retro shoes series shoes, is the choice of most people, it is not only a sports shoes, or a collection of classic.
  • Lebron 11 gamma
  • Jordan 11 gamma